Nuestras propias “directivas”

Fundamentos para la política ética de inversiones

Para asegurar la existencia a largo plazo del banco como proveedor de servicios para la iglesia, los recursos propios del banco y las inversiones mantenidos en el mismo se deben invertir de manera rentable, segura y teniendo en cuenta las necesidades de liquidez. Para ello las inversiones se deben realizar también con conciencia ética y no pueden contradecir a la misión eclesiástica.