Nuestro ideal

Con optimismo y compromiso hacia el futuro

Nuestros clientes establecen la medida de nuestra actuación

Ofrecemos servicios financieros a iglesias, economía social, fundaciones, organismos de ayuda y a todas las personas que comparten nuestra visión de un mundo en paz y justicia. Nuestra forma de actuar se orienta en las expectativas de nuestros clientes.

Somos un socio justo para nuestros clientes

Mantenemos una relación comercial abierta, sincera y justa con nuestros clientes para elaborar junto a ellos soluciones innovadoras y orientadas al futuro para la consecución de sus negocios bancarios. Como socio justo ofrecemos tasas de interés atractivas, servicios económicamente accesibles y un asesoramiento y cuidado personalizados, que se basa en una confianza mutua.

En nuestra asistencia activa a nuestros clientes, éstos encuentran soluciones flexibles e individuales

Valoramos mucho el contacto personal con nuestros clientes. La asistencia activa de los clientes, tanto sobre el terreno como fuera de las oficinas del banco intensifica la relación con nuestros clientes. En este sentido, las expectativas de nuestros clientes constituyen el punto de partida de una asistencia orientada a lo demandado.

Mediante la adquisición de nuevos clientes y intensificación de contactos comerciales ya existentes vamos a reforzar y ampliar nuestra posición en el mercado

Con nuestras prestaciones y nuestro compromiso acometemos los constantes retos del mercado. Pensamos y actuamos orientados al presente y al futuro. Sabemos que abordar a clientes potenciales y cuidar los contactos con clientes ya existentes abre nuevas oportunidades y perspectivas en el mercado.

Mantenemos y aumentamos la competitividad cada día

Creamos para nuestros clientes un paquete de prestaciones orientado a sus necesidades actuales. Seguiremos ampliando y optimizando constantemente esta oferta.

Nuestras prestaciones convencen por su transparencia, ventajas de costes y fiabilidad

Nuestra oferta de prestaciones siempre es actual y atractiva. Esto significa para nuestros clientes la base para decisiones racionales.

Mediante nuestros servicios financieros así como con la promoción de instituciones eclesiásticas y caritativas contribuimos de forma importante a cumplir las tareas de la iglesia

Nuestro cometido consiste en promocionar económicamente a nuestros miembros y clientes. Con nuestra oferta de servicios financieros de alta calidad en condiciones ventajosas cumplimos este cometido. Con ello apoyamos las actividades eclesiásticas y caritativas.

La satisfacción de los empleados es un requisito importante para obtener clientes satisfechos

Unas condiciones de trabajo óptimas nos ayudan a alcanzar esta meta. Cada aportación conseguida para las prestaciones completas del banco aumenta la motivación y satisfacción de los empleados y empleadas. De esta forma conseguimos dar una buena impresión al cliente y aumentamos el atractivo de nuestra empresa, aseguramos el beneficio del banco y, con ello, el propio puesto de trabajo.

La disposición al trabajo personal de cada empleado produce un perfil competente y flexible

Nuestros clientes presentan exigencias de diferente envergadura. En primer plano se encuentra la individualidad. Con un asesoramiento orientado a los requerimientos y, sobre todo competente, convencemos a nuestros clientes. Dado que nuestra forma de actuar es comprensible para el cliente, conseguimos su confianza. Mostramos presencia al cliente efectuando visitas personales y estando presentes en diferentes ocasiones. Somos flexibles a la hora de concertar citas.

El espíritu de grupo y la comunicación garantizan que alcancemos nuestras metas

Producimos transparencia en la comunicación. Nos ayudamos entre nosotros e intercambiamos experiencias e información. Nuestra cooperación y compañerismo se caracterizan por una confianza mutua, el respeto, la aceptación y la tolerancia. La capacidad de crítica y la disposición a discutir objetivamente fomentan nuestro espíritu de grupo. Solo el diálogo a igualdad de derechos permite entender y aprender. Como unidad somos fuertes. Las prestaciones totales del banco solo son tan buenas como el trabajo de cada uno de los empleados. Solo el conjunto compartido puede garantizar que alcancemos nuestras metas.

Queremos mejorar cada día

Disponemos de una elevada competencia técnica para nuestro círculo de clientes. Paralelamente nos caracterizamos por una disposición personal al trabajo así como por presencia amable, servicial y cuidada. Las exigencias del mercado nos motivan. La disposición a una formación continuada nos garantiza el futuro. La creatividad individual nos beneficia a todos. Queremos asumir responsabilidades. El estilo directivo de nuestra empresa nos brinda para ello el apoyo necesario. El éxito y el reconocimiento nos motivan y nos hacen fuertes.